México moderniza su sistema de justicia civil y familiar con la aprobación del nuevo Código Nacional de Procedimientos.

El sistema de justicia civil y familiar de México da un gran salto hacia la modernización con la aprobación del nuevo Código Nacional de Procedimientos,

NOTICIAS

Isaias Flores G.

4/13/20231 min read

El 12 de abril, el Senado de México dio un gran paso hacia la modernización de los procesos civiles y familiares en el país al aprobar por unanimidad el nuevo Código Nacional de Procedimientos Civiles y Familiares, cuyo objetivo principal es agilizar los trámites y procesos judiciales en casos civiles y familiares, para brindar una justicia más eficiente y justa a la ciudadanía. Este código contempla la implementación de juicios orales, privilegia los acuerdos entre las partes involucradas en el conflicto y establece un sistema de justicia civil y familiar adversarial, democrático y oral. Además, se prevén nuevos procedimientos para casos como el matrimonio, el divorcio, la adopción, la custodia y las pensiones, entre otros. Se espera que esta reforma sea un gran paso hacia una justicia más efectiva y accesible para todos los ciudadanos, y que contribuya a construir una sociedad más justa y equitativa. La minuta será enviada a la Cámara de Diputados para su discusión y, en su caso, aprobación.

El nuevo Código Nacional de Procedimientos Civiles y Familiares aprobado por el Senado representa una importante reforma para modernizar el sistema de justicia civil y familiar en el país. La implementación de juicios orales, la promoción de acuerdos entre las partes involucradas y la inclusión de nuevos procedimientos para casos como el matrimonio, el divorcio, la adopción, la custodia y las pensiones, son algunas de las características que buscan agilizar los trámites y procesos judiciales, y hacerlos más accesibles para la población en general.

Además, este nuevo código establece un sistema de justicia civil y familiar adversarial, democrático y oral, lo que significa que las partes involucradas tendrán un papel más activo en el proceso y podrán participar de manera directa en la resolución de sus conflictos. La priorización de los acuerdos entre las partes también busca reducir la carga de trabajo de los tribunales y mejorar la eficiencia del sistema de justicia.